4 de junio de 2012

Ciencia prensada


(haga click en la imagen para agrandar)
Las noticias científicas no existen. Las pocas informaciones que llegan a las páginas de los diarios (o a sus versiones on-line), a las televisiones o a las radios tienen poco o nulo contenido científico, vienen precedidas o anunciadas por titulares sensacionalistas, y acaban por ser harto confusas y decepcionantes. (Me refiero a las noticias puramente científicas, y no a esas otras que entran en los epígrafes de “ciencia”, pero que son más bien tecnológicas, y que a su vez acaban derivando en la presentación de nuevos modelos de smartphones o gadgets para tilingos futu-vintage.)
De modo que podemos leer (o ver, o escuchar) que existe la teletrasportación, que se curó el cáncer, que se puede viajar por el tiempo, que descubrieron la panacea universal, que un nuevo químico permite vivir eternamente, que se puede viajar a Marte en dos horas o un montón de promesas históricas hechas realidad. También hay un apartado de noticias (igualmente anunciadas en tono sensacionalista) que apuntan al conventillo científico: un Fulano echa por tierra las teorías de Einstein; descubren que el gato de Schrödinger en realidad se escapó por la ventana; un Don Nadie resuelve el problema matemático más antiguo de la humanidad y deja a los científicos en ridículo; etc.
En todos los casos, hay un patrón común: la enorme distancia (un abismo) entre el titular y el cuerpo de la noticia. Para empezar, lo que se anuncia con bombos y platillos resulta ser algo más modesto (la teletrasportación acaban siendo dos fotones entrelazados; la cura contra el cáncer acaba siendo un pequeño éxito con dos ratas de laboratorio; el fallo de Einstein acaba siendo un matiz en una frase; la resolución al gran problema acaba siendo un número más en la larga cadena de π…); además, conexión entre el logro modesto y el titular grandilocuente se pierde en una maraña de tecnicismos y razonamientos a medio explicar que termina por hacer de la noticia un texto inextricable.
¿A qué se debe esta situación? Principalmente, a dos hechos:
1)      Hay cientos de carreras de periodismo (o similares) que forman a miles de profesionales que son absolutos ignorantes sobre cualquier materia de la vida y que, por otra parte, no son educados en la responsabilidad de informar. El resultado son los “pegacables” o los editores de notas de prensa. Es decir: llega una nota de prensa o un cable de agencia al medio de comunicación, el periodista lo retoca para ajustarlo al espacio que le indicó su editor y listo. Cero corroboración, cero verificación, cero consulta. La actitud del periodista es “no sé ni me importa”.
2)      Si a eso le sumamos que los científicos (ya sea por ambición o por supervivencia) exageran sus hallazgos con miras a conseguir más o mejores fondos para proseguir con sus investigaciones, tenemos la ecuación mortal.

Para comprender mejor esta situación, permítaseme desarrollar el esquema según el cual pasamos de un logro limitado a la cura de todos los males:
a)      un científico consigue una prueba exitosa en un asunto muy específico (por ejemplo, una vacuna que funcionó para una cepa de virus específica en una especie de monos en particular);
b)      en las conclusiones, exagera un poco la importancia del logro para convencer a quienes financian su estudio (el Estado, una fundación privada, una universidad, una empresa…) de que no tiraron el dinero y de que vale la pena seguir invirtiendo ahí (en nuestro ejemplo, el científico dice: “este logro nos permite asegurar que el método podría valer para todas las cepas”);
c)      el encargado de marketing y/o comunicación de la institución que financió el estudio, a su vez, prepara una nota de prensa donde exagera un poco las conclusiones (ya exageradas) del logro científico, a fin de venderse a los medios y conseguir que su noticia se publique en detrimento de otras con menos interés (en nuestro ejemplo, el de prensa desliza que “esto podría suponer un avance hacia la cura de todas las enfermedades infecciosas”);
d)      al periodista, que estaba mirando videos en youtube cuando lo llamó su editor, le encargan escribir un artículo sobre un avance en las vacunas; el tipo lee la nota de prensa por encima y, dado que el espacio para el título no permite poner muchas palabras, elimina algunos matices de la nota de prensa, por lo que queda escrito: “La cura de todas las enfermedades infecciosas”; después, como se pierde con los términos técnicos que no entiende, copia y pega párrafos de la nota de prensa original y solicita una foto impactante en el archivo fotográfico para llamar la atención del lector. Si la nota cuenta con espacio en el diario, añadirá, por ejemplo, una cronología de otros éxitos de la ciencia, haciendo un refrito de historias pasadas (poliomielitis, viruela, HIV, lo que fuera).
e)      si el medio en cuestión es particularmente importante, otros medios repetirán la noticia, suponiendo que el primer medio, en tanto serio y responsable, no va a publicar cualquier cosa. La noticia se desparrama.
f)        Alguna televisión consulta a su panel permanente de “expertos” (que tanto opinan de física cuántica como de biología molecular, redes sociales o inteligencia emocional), que con ambigüedades y vaguedades dicen: “Habrá que esperar a las primeras pruebas con humanos, pero desde luego es algo esperanzador”, y con eso siguen empujando la bola de nieve.
g)      La cosa se desparrama a radios y páginas de internet poco o nada serias, donde los titulares sensacionalistas se multiplican por cuatro: “Hallan la cura a todas las enfermedades”. Puede que en algunos casos incluso se inventen datos o testimonios, empezando a circular leyendas sobre monos de laboratorios inmortales, oscuras conspiraciones del gobierno estadounidense para frenar la investigación, lobbies farmacéuticos pagando asesinos para evitar su ruina, etc.
h)      Y así, de un día para el otro, estamos todos salvados y no nos vamos a morir nunca. (Hasta la mañana siguiente, claro, cuando la noticia sobre la peor pandemia del siglo de este mes nos condene al Apocalipsis.)

3 comentarios:

Gaba dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mario dijo...

O bien, como explican en este comic... http://www.phdcomics.com/comics.php?f=1174

Julio Cerletti dijo...

Excelente!